Aragón con silla de ruedas

Posted by | julio 08, 2014 | Aragón, Viajes Nacionales | 9 Comentarios

Este es mi viaje por Aragón, con mi silla de ruedas y con amigos que se han subido a sillas de ruedas y  hemos recorrido esta tierra hermosa, llena de historia, con una naturaleza salvaje y con lugares accesibles para disfrutar con intensidad. Volar, esquiar, disfrutar de la gastronomía tan exquisita, conocer su extensa historia, su espectacular naturaleza o sus gentes que son el mayor tesoro. Restaurantes, hoteles, rutas, actividades. Desde los Pirineos en Huesca al Matarraña en Teruel, desde la Laguna de Gallocanta a los Amantes de Teruel.

Aragón es una tierra extensa con un transporte público por carretera que a excepción de centros urbanos  no está adaptado. Mi recomendación es recorrerlo en coche disfrutar de cada kilómetro, de cada pueblecito… porque cada trocito de esta tierra es diferente.

Nuestro viaje comenzó en la Provincia de Huesca, por el Sendero de la Tamara, en la Sierra de Guara, que tiene un premio a la accesibilidad, aunque el mejor premio es el que te espera con su paisaje; realicé con Eva una excursión por al Valle de Pineta, por un sendero con accesibilidad natural que hizo que me emocionara y recordara cuando lo recorrí caminando, con mis muletas. Conocimos Bierge y la Almazara Ferrer que producen unos aceites que convierten en caviar el huevo frito.

En la Provincia de Zaragoza descubrí la Laguna salada más grande de Europa, Gallocanta, un referente en aves migratorias. Con mis amigos conocí el Moncayo y sus secretos, Tarazona, su plaza de toros donde no se torea, sino que se vive y su catedral toda una joya y accesible, y, por supuesto, el Monasterio de Veruela, lleno de mitos, de leyendas y con la huella de Gustavo Adolfo Becquer en sus paredes, conocimos algo tan humano y ancestral como es la cerámica hecha a mano en Muel y la alquimia milagrosa que es la conversión de las uvas en un excelente vino en Bodegas Care, en Cariñena.

La Provincia de Teruel es naturaleza y lo descubrí recorriendo con Eva y buenos amigos el Parrizal de Beceite, en el Matarraña. Pero también sentí la historia a través de la Catedral de Teruel, de sus gentes, paseando por unas calles bulliciosas y llenas de vida y, me embriagué de amor y ternura en el Mausoleo de Diego e Isabel, los Amantes de Teruel.

Y todo esto lo hice sin bajarme de la silla de ruedas y sin preocuparme por ella mientras disfrutaba, me emocionaba y me divertía.

Este viaje no lo he realizado solo y me han acompañado amigas y amigos que querían conocer Aragón desde medio metro de altura, así que se han subido a una silla de ruedas y solo se han levantado para dejársela a otra amiga o amigo que quería sentir esa experiencia y comprobar la accesibilidad de Aragón.

Podéis conocer su visión de Aragón pinchando en: Los apuntes del viajero, El guisante verde project, Viajablog, El cocinero fiel, Mis viajes por ahí.

Más info sobre mi viaje por Aragón: Parapente con silla de ruedas, Esquí en Cerler con silla de ruedas, Consejos para practicar esquí adaptado, Un paseo por Benasque con silla de ruedas, Por el Valle de Pineta con silla de ruedas, Una escapada al Matarraña con silla de ruedas, Conoce el circuito de Motorland con silla de ruedas, Zaragoza con amigos, El Palacio de la Aljafería un Patrimonio de la Humanidad Accesible,Hoteles con encanto y accesibles en Huesca, Hotel Plaza en Castejón de Sos, Hotel Confortel Romareda en ZaragozaDos restaurantes cojonudos en el Pirineo Aragonés,

9 Comments

Escribir un comentario

Tu mail no será publicado.

¿Te gustaría conocer mejor nuestro trabajo? SOLICITA UNA REUNIÓN