Argentina. De la Patagonia a Iguazú. Capitulo 2 - Viajeros Sin Limite -

 

Buenos Aires, donde todo sabe a Tango. Bien, dejando atrás las desdichas del capítulo anterior y que no pienso volver a mencionar, vayamos al lío: Tuvimos hasta 3 ocasiones para visitar y conocer Buenos Aires, una en la llegada, otra en la vuelta de Puerto Madryn y la última porque a la vuelta de Iguazú, nos quedamos un día con el fin de hacer más llevadero el regreso a España. Comenzemos por el Hotel Broadway que se encuentra a escasos metros de la conocida Avenida 9 de Julio , junto al obelisco por tanto, si veis un plano de la ciudad, estamos a pocos minutos de todo. El personal del Hotel es amabilísimo con todo el mundo como pudímos comprobar en primera persona (véase sangrante introducción en el capítulo anterior … bla bla bla).

En mi estancia (desconozco si habrá cambiado después) tan solo existe un escalón para entrar al Hotel que requiere de la ayuda de terceras personas para superarlo, una vez dentro ya no hay problemas de barrerar arquitectónicas, incluso las habitaciones que no se encuentran adaptadas son lo suficientemente espaciosas para desenvolverse sin problemas con una silla manual de tamaño medio, se requiere ayuda para acceder a la bañera salvo que no se necesite, obviamente.
En general, tanto en Buenos Aires como en el resto de Argentina desaconsejo cualquier uso de silla y/o scooter de accionamiento eléctrico poorque el País se encuentra, en general muy mal adaptado y si es necesario que te ayuden, se lo pones más fácil al personal si es manual que si es eléctrica que pesa un güevo (si, güevo, no huevo).
En Buenos Aires por cruzar por el paso de cebra te pitan, seas bíped@ o siller@, así que a aguantar y a disfrutar, que merece la pena.
LA VISITA:
Deciros que lo primero que impresiona (al menos a mí) es ver La Avenida 9 de Julio con sus 16 carriles para coches (sí, 16) ocupados todos, el gentío donde la Buenos Aires cosmopolita se huele, se siente y se ve en esta magnífica Avenida.


Bien, dada nuestra privilegiada ubicación, llegar a La Plaza de las Madres de Mayo a la La Casa Rosada , sede gubernamental y La catedral Metropolitana (algo santera por dentro y que me perdonen) es cosa de una media horita escasa.

Desde aquí se puede subir de nuevo hacia 9 de Julio y os dareis de morritos con La Florida, el barrio de compras más "glamuroso" y coqueto de la ciudad. Por la Calle Lavanes, perpendicular a ésta y buscando una Parrilla para cenar nos encontramos con esto:


El tango expontáneo, sensual y lento (con el gorrito para echar algún peso) que surje en la calle para expectación de propios y foráneos.
Encontramos la Parrilla "La sortija" que nos la recomendaron y la verdad que estaba genial. Nos zampamos un Buen bifé de chorizo (el chorizo es una parte del animal eh, no el que conocemos aqui) algo así como un bistec de solomillo, más o menos, ríquisimo acompañado de una buena ensalada con productos porteños, que, con las bebidas y el cafecito nos salió por unos 4 o 5 euros de los dos.
Si cuentas con mucho tiempo en Buenos Aires te lo puedes patear (en el buen sentido) peeeero de no ser así, el Cyti tours es muy "apañao" y para los
siller@s y perezos@s , ideal. Realizamos un recorrido por los diferentes barrios: San Telmo, Recoleta y Congreso.

 

En el recorrido puedes disfrutar de la primaveral vegetación porteña, encabezada por la Jacarandá que es omnipresente por todos las zonas de la Ciudad.

 

 
Haré mención especial para el Barrio más popular y que fué el germen de la actual Buenos Aires: El Barrio de Boca.
 
 
En Boca el paisaje cambia de forma radical, se nota que es el barrio más humilde…. y peligrosillo cuando cierran las tiendas y negocios (para los que no son de allí recomiendo prudencia a determinadas horas).
 
Hacemos parada en Caminito, dentro del barrio de Boca, con sus calles y comercios multicolores y, "turistizados" pero con mucho saborcillo porteño.
Os podeis "perder" por sus animadas calles, podeis visitar un museo sobre los orígenes del Barrio con contínuas alusiones al Tango y Carlos Gardel.
 
O podeis tomaros una cerveza fresquita argentina (Quilmes, por ejemplo) junto al antigüo puerto, ahora abandonado (con barco incluido).
 

 
Y probar algún establecimiento de la zona para comer y hacerlo por un par de euros por cabeza con sus fabulosas carnes


Si contais con tiempo, podeis hacer un minicrucero por el Río de la Plata desde
 

Puerto Madero, la zona "chick" de la ciudad, muy cuidada.


Algo que no sale en las guías y que es una experiencia apasionante es comerte algo en algún local en el que se reune la gente del barrio y deja correr su arte, unos tanguean, otros cantan, otros recitan…… y nosotros, como no podía ser de otra forma les cantamos el "clavelitos" ante el clamor popular. (cena a base de pizza y carne buenísima 3 euros/cabeza y una propina de un euro para mantener el club).

 
video
Si contais con otra noche no os perdais el espectáculo y cena incluida que hacen en "EL QUERANDÍ", un garito con "solera" al estilo de "El Plata" de Zaragoza.
Si os apetece patear la calle, adelante desde 9 de Julio no se encuentra lejos, en el Barrio Montserrat, en pleno casco histórico; y si no… un taxi, vereis que caña son los taxis en Buenos Aires.
Por último y como colofón de la estancia en la ciudad porteña…. ¿por qué no una panorámica del Delta del Río de la Plata?

Pués es todo de Buenos Aires, o al menos lo que me dió de sí.

Gracias a tod@s por leerme.

2 Comments

  • Eva Sanz dice:

    Hola!! Me encanta tu blog! y sobretodo la energía y el buen rollo que transmites!!! Genial introducción de Argentina!!

    • Miguel Nonay dice:

      Hola Eva, muchas gracias!!!!. Este post es de 2007 y de los primeros que publiqué. Recientemente, en Diciembre de 2012 he vuelto a Argentina contratado por una agencia para abrir rutas inclusivas a personas con movilidad reducida. Un saludo!!! Miguel N

Escribir un comentario

Tu mail no será publicado.

¿Te gustaría conocer mejor nuestro trabajo? SOLICITA UNA REUNIÓN