De tapas con…. Antonio Cambronero

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Viajes

Si hablamos de Antonio Cambronero, estamos hablando de 10 años de historia en la blogosfera, Antonio, desde su blog blogpocket, nos cuenta las cosas que luego todos aplicamos en nuestros blogs y bitácoras.

Antonio entiende como pocos el espíritu de compartir que nos traen las redes sociales, y ese mismo principio es lo que le hace tan especial. Siempre está dispuesto a echar una mano y a ayudar. Antonio es testigo de una historia de 10 años donde se ha vuelto del derecho y del revés unas cuantas veces todo lo referente a internet. Antonio es el presente y el futuro de un mundo que está en contínuos cambios.

Antonio es, además, un amigo de esta casa, y, hemos querido, en esa ronda que realizamos cada mes, para conocer a gente «notable» desde un punto de vista más personal, que nos hable de uno de sus rincones favoritos. Con él y con su elegante y refinado estilo os dejamos en una aventura para los sentidos.

Restaurante Milagritos.
[cetsEmbedGmap src=http://maps.google.es/maps?f=q&source=embed&hl=es&geocode=&q=Restaurante+Milagritos,+Calle+de+los+Alemanes,+Sevilla&sll=40.396764,-3.713379&sspn=7.611392,21.643066&ie=UTF8&hq=Restaurante+Milagritos,&hnear=Calle+de+los+Alemanes,+41004+Sevilla,+Andaluc%C3%ADa&ll=37.38714,-5.992785&spn=0.007911,0.016512&z=17 width=600 height=200 marginwidth=0 marginheight=0 frameborder=0 scrolling=no]

Parte del encanto del Evento Blog España consiste en regresar a Sevilla, una vez al año. Para los que somos de la meseta central, acercarnos a Andalucía es siempre un gusto y qué pretexto puede ser mejor que esa reunión de bloguers.

Sevilla es el paraíso de la tapa y el “tapeo” es el deporte rey por excelencia de sus habitantes y, por supuesto, de los visitantes. Así que ninguna conferencia bloguera por muy interesante que sea, puede impedir que te des un paseo a la hora del aperitivo (¿cuándo es la hora del aperitivo?, los bares están siempre llenos) por los alrededores de la Alameda de Hércules, en el casco antiguo, por la calle Betis o por cualquiera de los peculiares barrios de una ciudad que es de todo menos aburrida. En la Alameda, por ejemplo, ya es costumbre cenar en la agradable terraza de Casa Paco (Alameda de Hércules, 23) atendidos por sus atentos taberneros y disfrutando de la deliciosa cocina local (un salmorejo y un solomillo a la pimienta exquisitos, sin ir más lejos) por un precio más que asequible.

dos postres

Este año, unos cuantos amigos almorzamos juntos en uno de los muchos restaurantes que existen en la ciudad. Cuando me dijeron que estaba al pie mismo de La Giralda, pensé que iba a ser uno de esos típicos sitios para turistones despistados. El viaje desde el Hotel Renacimiento hasta el Restaurante Milagritos, que así se llama, fue digno de un videojuego: un taxi a toda velocidad, bajo un chaparrón considerable, y atravesando las calles más estrechas que he visto nunca. En honor al restaurante, ciertamente un milagro que llegásemos íntegros. Llegar en taxi a comer en Sevilla, en el EBE, viene siendo una odisea para no perder la costumbre.

instalaciones del bar

El local (Calle Alemanes, 29) no es muy grande y pertenece al Hotel EME Catedral . Perfectamente accesible, incluyendo la entrada a los baños que cuentan con barandillas de agarre y son unisex.

Lo más sorprendente es que en un ambiente decorado con abanicos, jamones y toros (Milagritos es una niña toro, una especie de leyenda), y en pleno centro de Sevilla, puedas encontrar tapas, que podríamos definir de “diseño” pero absolutamente sabrosas, bien presentadas y a un precio aceptable. Un sitio, en definitiva, muy agradable para comer o tomarse ese vinito al mediodía, que parece una mezcla de lo más kistch y tradicional con ese punto moderno o más cool. El servicio nos preparó una especie de menú de degustación, un poco de todo, al que no pudimos poner ninguna pega.

Los postres, como se puede ver en las fotos, deliciosamente preparados.

Más info sobre Sevilla

Editor |Antonio Cambronero

Fotos |Antonio Cambronero