Francia Archives - Página 57 de 58 - Viajeros Sin Limite -

Carcassone. La ciudad fortificada.

Posted by | Francia, Viajes Internacionales | 58 Comments

Esta entrada forma parte de la escapada que realizamos al sur francés el pasado mes de Diciembre, y en la que pudimos visitar Carcassone, Albí y Touluse. Este es el primero de los reportajes.

En la región del Languedoc Rousillon, en la France, se encuentra Carcassone. Carcassone tiene la virtud de conquistar al viajero, es difícil resistirse al encanto de esta ciudad que domina unas llanuras llenas de vides y la garriga de Corbères. Aunque algunos piensen que Violet-le-Duc no fue fiel a la historia cuando reconstruyó Carcassone, esta ciudad, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1997, permanecerá siempre en la memoria de todos aquellos que alguna vez hayan recorrido sus calles, bordeando sus murallas y penetrado en su castillo.
 
Photobucket
 
SITUACION: Carcassone se encuentra a 96 kms al sudeste de Touluse y 60 km al oeste de Narbona por la A61. La ciudad medieval se sitúa en la margen derecha del Aude, en la cima de una colina, mientras que la ciudad baja , el recinto fortificado de Saint-Louis se encuentra en la izquierda, en la llanura.
 
Photobucket

ACCESIBILIDAD: APARCAMIENTO: Los que no teneis problemas para desplazaros podeis aparcar en alguno de los numerosos estacionamientos habilitados en los alrededores, en particular cerca de la Puerta de Narbona, el acceso de entrada a la ciudad. En estos aparcamientos hay plazas especiales para personas con capacidades diferentes, al igual que por las calles de la ciudad.

LA CIUDAD MEDIEVAL: La ciudad medieval de Carcassone es la mayor fortaleza de Europa. Se compone de un núcleo fortificado, El Castillo Condal, y una doble muralla separada por lizas (muralla exterior, 14 torres y muralla interior, 24 torres). Con una población residente de 139 habiantes, dispone de una escuela, de una oficina de correos, etc., diferenciándose así de las ciudades museo únicamente animadas por el turismo.

LA PUERTA DE NARBONA: Es la entrada principal de la ciudad, la única por la que pasaban los carruajes. Un castillete almenado edificado sobre el puente que cruza el foso y una barbacana con saeteras preceden a las dos torres de Narbona, a ambos lados de la puerta, imponentes construcciones con contrafuertes paran obligar a retroceder a los asaltantes o desviar los proyectiles (en el interior se acogen exposiciones temporales). Entre las torres, por encima del arco, hay una estatua de la virgen. Más info, aquí.

 
CASTILLO CONDAL: Erigido en el siglo XII por Bernard Aton Trencavel, el castillo, adosado a la muralla galoromana fue inicialmente el palacio de los vizcondes. Más tarde se transformó en ciudadela tras la anexión de Carcassone a la corona real en 1226. Desde el reinado de San Luis, un inmenso foso y una gran barbacana de planta semicircular lo protegían por completo convirtiéndolo en una impenetrable fortaleza. Desde el puente se puede observar los matacanes, a la derecha.

En nuestra visita se encontraba cerrado por alguna razón técnica y solo pudimos disfrutarlo desde el exterior, aún así es precioso y está en unas condiciones de conservación excelentes. Cuando está abierto, en su interior podeis encontrar el Museo Lapidario que reúne vestigios de la ciudad y de la región, y contemplar el patio de honor. Más info aquí.

LA BASILICA DE SAINT NAZAIRE: De la antigua iglesia levantada en 1006 solo subsiste la nve, si bien la basílica constituye un verdadero logro arquitectónico. En el interior se percibe el contraste entre la nave central, muestra de arte románico meridional sencillo y austero bajo la bóveda de cañón, y el ábside gótico, iluminado po los ventanales del ábside y de las seis capillas. A destacar las vidrieras, que son de las más interesantes del Midi. Esta luminosa arquitectura pertenece a la misma escuela que la de la Siante-Chapelle de París, (de la que mi amigo Gus Planet nos podrá hablar largo y tendido), con ventanas y rosetones en su mayoría de los ss. XIII y XIV.

Las impresionantes estatuas, son dignas de mención. Recuerdan a las de Reims y Amiens -decoran el presbiterio. Existen varias tumbas de obispos. Para saber más de la Basílica De Saint-Nazaire podeis pinchar aquí.

Photobucket

LA CIUDAD BAJA: Carcassone, en su parte nueva, que se sitúa abajo, por lo que se puede contemplar desde la ciudad medieval, cuenta con un centro peatonal por el que merece la pena perderse y disfrutar porque son calles llenas de gente y tiendas de todas las clases y sirven, también, para conocer mejor a las personas de cada lugar.

Photobucket

Como era "prenavidad" encontramos un mercadillo en el que, entre muchos puestecitos estaba éste, lleno de golosinas y con un colorido que me enamoró.

Photobucket

LA GASTRONOMIA: En la ciudad medieval, no pudimos sucumbir ante uno de los platos más sabrosos y representativos de esta zona, La Cassoulet, cuyo ingrediente básico son las alubias blancas que se cuecen con trozos de carne y embutidos entre los que se suele encontrar costilla de cerdo, salchichas, tocino y corteza de tocno y pato confitado.
 

Photobucket
 
ACCESIBILIDAD:
– La ciudad medieval se encuentra en lo alto de una colina, pudiendo acceder hasta un parquing cercano en nuestro vehículo, si optamos por subir y disfrutar rodando, encontraremos puentes, ríos y unas vistas preciosas, pero nos lo tenemos que currar (y pedir ayudaaaaaa), merece la pena.
 
– En el interior de la ciudad y alreddor del recinto amurallado (lizas), salvo que queramos entrar a establecimientos que tienen su escaloncito, la ciudad es llana, y adoquinada (las lizas, de tierra con firme irregular), por lo que la silla de ruedas no rodará con demasiada facilidad.

Algunos museos y accesos están adaptados.

VIDEOS

 
NO OS PODEIS PERDER:
– El castillo condal (si está abierto al público, o desde el exterior si se encuentra cerrado).
 
– El paseo por las lizas que circundan la ciudad.
 
– Las vidrieras y estatuas de la basílica de Saint-Nazaire.
 
– Pasear por las calles de la ciudad medieval.
 
– Pasear por las calles del centro de la ciudad nueva.
 
– Probar una exquisita Cassoulet, con un poquito de buen vino tinto.
¿Te gustaría conocer mejor nuestro trabajo? SOLICITA UNA REUNIÓN