Asturias en silla de ruedas en otoño con @ElGuisanteVerde

Posted by | diciembre 14, 2015 | Asturias, España, Hoteles, Viajes | 7 Comentarios

Recorremos el sur occidental de Asturias en silla de ruedas, en Otoño para descubrir con @ElGuisanteVerde los lugares más hermosos y accesibles.

Os presentamos un nuevo plan para disfrutar del otoño en Asturias por lugares accesibles y de especial belleza. Esta vez hemos visitado una zona hermosa y no tan conocida como es el sur occidental asturiano del Parque Natural de Fuentes del Narcea y Cangas de Narcea. La zona da perfectamente para un fin de semana o un puente. Para disfrutar y capacitar estos lugares hemos querido invitar a dos buenos amigos, bloggers de viajes, grandes viajeros y excelentes personas: Roberto y Maribel del blog de viajes El Guisante Verde Project y que por tercera vez, se han subido a una silla de ruedas para disfrutar de Asturias a medio metro del suelo, cómodamente sentados y para mostrar su accesibilidad y belleza.

Comencemos por el centro de operaciones, el contenedor de experiencias donde nos relajaremos y descansaremos al final de cada uno de los dos días que permaneceremos en esta zona, nos referimos al Parador Monasterio de Corias. Acogedor, con una habitación bien adaptada aunque tenéis que pedir una silla resistente al agua ya que tienen un banquete que puede resultar muy peligroso para ducharse.

A pocos metros del parador, se encuentra la bodega Monasterio de Corias a la que se puede acceder y ver los silos donde se guarda el vino y tras superar una rampa, la sala de catas donde disfrutar de estos caldos excelentes y llevarte buenos recuerdos a casa en la tienda que se encuentra en la sala.

Cangas de Narcea muestra que ha sido zona de paso de culturas, comerciantes o ganaderos, su arquitectura por el centro histórico emociona y se disfrutar sin problemas con la silla de ruedas aunque necesitemos un poquito de ayuda para superar algún desnivel entre calles hasta llegar el centro histórico que es llano y os encantará.

Cangas de Narcea por su microclima es un lugar excelente para los viñedos de alta montaña que se agarran con sus raíces en las laderas encrespadas que aportan un toque mágico sobretodo con sus colores otoñales al atardecer. Podremos visitar alguna bodega como la de Antón de Chicote  donde disfrutaremos de los viñedos heroicos desde nuestra silla de ruedas tan cerca que los podremos tocar. Estos y otros viñedos forman la Denominación de Origen “Vino de Calidad de Cangas” cuya historia podremos conocer en el Museo del Vino de Santiso.

En Degaña fuimos a conocer la importancia de la cultura y las tradiciones en el porvenir de esta zona. En Tablao se encuentra el Rincón Cunqueiro donde Vitorino y su familia nos muestran la forma de vida de los Tixileiros o Cunqueirus manejando el torno de pedal para fabricar las concas y cachus, estos últimos para disfrutar del fantástico vino casero con el que nos agasajaron. Hay alguna zona de tierra algo complicada por su desnivel donde necesitaremos ayuda, por lo demás con Vitorino (queivitorino.com) y su familia disfrutaremos de cultura, tradiciones y unos gatitos simpatiquísimos que te querrán adoptar.

Dejamos para el final la Reserva Integral Protegida del Bosque de Muniellos donde nos desplazaremos en coche para observar osos en su hábitat natural, sin barreras, sin rejas. Independientemente de verlos o no, nosotros no vimos ninguno, simplemente el espectáculo visual, la exuberancia natural y la orgía de colores y sensaciones del mayor robledal de España,suponen toda una experiencia vital.

El recorrido lo realizamos por la carretera en una zona muy llana, (tan tranquila que en las dos horas que estuvimos apenas si pasó un coche) con guías especializados que saben muchísimo de la fauna y flora de la zona y con aparatos ópticos para observar bichos.

En el camino encontraremos algún mirador desde el que observar Muniellos desde una posición privilegiada.

Para conocer mejor el entorno visitamos el Centro de Interpretación de la Reserva Natural Integral de Muniellos, accesible en todo su contenido y con baños adaptados (los únicos de la zona). El centro tiene un sendero circular bien adaptado en parte y si añadimos la accesibilidad natural del otro lado, con un poquito de ayuda en algún desnivel, podremos realizarlo en su totalidad con la silla de ruedas y disfrutar de vistas espectaculares y un observatorio con un mapa para entender la zona a la perfección.

Con el coche llegaremos al sendero accesible de la Reserva Natural del Bosque de Muniellos, un sendero de unos 600 metros que discurre por una plataforma de madera entre robles gigantescos y un río que discurre a lo largo del sendero. Existe algún pequeño desnivel que superaremos sin problemas y alguna zona con observatorios. El sendero comienza en un puente y termina en otro. A partir de aquí el sendero es de nuevo de tierra, con raíces, hojas, baches… yo me aventuré unos 200 metros y, a pesar de la humedad, pude avanzar con la ayuda eléctrica de mi manillar y aventuras aparte, no disfruté más que por el sendero accesible donde la mezcla de colores otoñales forman un cóctel mágico y formar parte de él con la silla de ruedas es una de las mejores experiencias que se pueden tener.

La gastronomía es otra experiencia que tenemos al alcance desde la silla de ruedas en esta zona. Los lugares que comprobamos y disfrutamos los podéis ver en el vídeo y en próximas publicaciones daremos más detalles de cada uno de ellos. En general, todos son accesibles con silla de ruedas y baños adaptados.

El sur occidental de Asturias es una zona que hemos comprobado personalmente y que os recomendamos.

Gracias a todos por acompañarnos en este viaje.

Cuatro planes en Asturias con silla de ruedas: Asturias tierra, mar y aire con silla de ruedas. Gastronomía en Asturias con silla de ruedas. Los Valles de Redes y Aller con silla de ruedas. Del occidente al oriente de Asturias con silla de ruedas.

7 Comments

Escribir un comentario

Tu mail no será publicado.

¿Te gustaría conocer mejor nuestro trabajo? SOLICITA UNA REUNIÓN