De tapas con...@fmlopez48 - Viajeros Sin Limite -

Posted by | mayo 24, 2011 | Cadiz, España, Restaurantes, Viajes | Aun no hay comentarios

interior del restaurante el potalazo en cádiz

Hace meses mi amigo Miguel (@asaltodemata) me pidió que escribiera un post sobre  lugares para tapear y comer que me gustaran y tuvieran accesibilidad.

Desde ese momento empecé a fijarme en algo que hasta entonces no había hecho: observar si los locales que suelo frecuentar eran accesibles para entrar con sillas de ruedas.

Lamentablemente, una y otra vez comprobaba que o bien existían escaleras de acceso, o bien eran  lugares extremadamente estrechos, por lo que difícilmente una silla de ruedas podría circular sin ir tropezando por su interior con todo y con todos.

Varios fines de semana los dedicamos a recorrer pequeñas tascas y bares del centro de Madrid, donde las tapas son absolutamente recomendables, pero me costó encontrar lugares donde se haya pensado en personas que tienen alguna dificultad para moverse.

Al fin ha llegado el día donde poder cumplir la promesa que le hice a Miguel y aunque no son establecimientos de Madrid, os dejo unos cuantos lugares del interior y la costa gaditana, cuyas tapas son impresionantes y tienen una buena accesibilidad.

Todos estos locales tienen además terraza dado el buen tiempo que suele hacer en la zona, por lo que tanto dentro como fuera es recomendable acudir.

plato de boquerones con pimiento

La primera parada la haremos en la Blanca Paloma, frente a la estación de Jerez. Este local ofrece tanto tapas como comidas (en teoría italianas), pero tiene mucho de punto andaluz. Posee una terraza muy agradable recién estrenada y sus camareros son amabilísimos. Dentro de la carta encontramos las típicas frituras andaluzas, pero como novedad nos encontramos con una coquette de jamón y queso fantástica para compartir. Buenas ensaladas y estupendos empanados. En Jerez para comer podéis ir a Gaitán que está en la calle del mismo nombre, con mucho sabor andaluz. Las doradas y las lubinas muy frescas y bien preparadas  y las croquetas impresionantes. Todas sus paredes están llenas de fotos de personajes conocidos que han visitado el local. (es el único local de los que comentaremos que no tiene terraza)

El segundo lugar que vamos a visitar se llama “El Potalazo” si si, sin “r”. Es un rincón estupendo al final de la calle peatonal de Chipiona, desde el se divisa el mar desde todos lo puntos, ya sea en la terraza donde incluso te puede llegar alguna gota de agua  al romper las olas, desde la barra o bien en su comedor interior cuyas ventanas hacen que te pierdas en la contemplación del vuelo de las gaviotas o la maravillosa puesta de sol. Paco es el artífice de que tu estancia en el local sea más familiar y agradable. Conoce a todos sus clientes, siempre está de buen humor y maneja el horno como nadie. Desde que entras se respira alegría y a los pocos segundos te están atendiendo raudos como flechas.

Para empezar unos boquerones en vinagre con “papas aliñás” que no podrás parar de saborearlos. Seguimos con una carne o pescado al horno que puede ser un variado en pequeños trocitos, o bien elegir la carne o pescado que mas nos guste. El plato sale “decorado” con salsas en su borde que le dan un toque extraordinario de sabor y es perfecto para los niños. Para acompañar nada mejor que una ensalada de tomates y pimientos rojos, asados en el momento, con ventresca de bonito y siempre con un pan humeante que también pasó previamente por el horno de Paco. Para terminar nada mejor que un “puro pasa” o un “roncito dulce” que te sirven con un mini bombón helado.  Eso si aquí se viene de tapas, nada de café

Cogiendo la carretera a unos pocos kilómetros nos encontramos con Sanlucar de Barrameda. Precioso pueblo marinero donde las casas de las avenidas son dignas de dedicarles un buen rato de contemplación. Llegamos a la Plaza del Cabildo donde encontramos un montón de locales con terraza que si no llueve están abiertos todo el año. El más conocido Balbino, con unas tortillitas de camarones extraordinarias, boquerones fritos, ensalada de patata, croquetas… todo lo que pidas en este bar es recomendable, pero como queremos algo menos conocido subiremos por la calle del mercado al Bar San Roque, en la Plaza Pintor Francisco Pacheco. Lo mejor sus camareros que sin perder la  sonrisa atienden a toda velocidad a todas las mesas. Es de los pocos sitios donde no he visto nunca quejarse a nadie por la espera.

plato de tomates rellenos con escabeche y pimientos

Empezamos con una ensaladila de gambas que se merece un diez, seguida de una fritura de pescado donde encontraremos calamares, gambas fritas (sin pelar ), pijotas y adobo.

También en Sanlucar visita obligada a Bigote en Bajo de Guía, donde las frituras, pimientos, patatas y sus langostinos de Sanlucar son famosas en toda la zona.

En Costa Ballena recomendable pasarse por “La Ballena” en la primera planta del centro comercial. Eso si habrá que preguntar primero si funciona el ascensor. La Ensalada Ballena y un arroz abanda de lo mejor que he probado por la zona. La lubina salvaje a la sal impresionante. Sus dueños (madrileños) son encantadores y los camareros atentísimos.

Sin salir de Costa Ballena justo en la playa del Hotel Playa Ballena,  en el chiringuito “Poniente” se puede tapear a gusto tanto en su terraza como en la barra que tienen en el interior. Un gran comedor hará las delicias de pequeños y grandes con pescados fresquísimos, paellas y por supuesto buen marisco y  “pescaitos” de la zona.

Terminamos la andadura pasando como no por Romerijo en El Puerto de Santa María, donde obvio es decir que preparan unas croquetitas diminutas envidiables, boquerones fritos, tortillitas de camarones, ensaldas de gambas, pescado en adobo… y un sin fin de mariscos frescos que gustarán en cualquier aperitivo. Antes daba gusto tomar los pimientos rellenos y las anchoas de Casa Luis pero ha debido cambiar de dueños y ya no es ni por asomo lo que era, así que no vayáis a confundiros, de momento no vayais a Casa Luis que si hay sitio para sentarse es mal síntoma. Para comer extraordinariamente sin duda alguna me sigo quedando con El Faro, aunque ahora te recomienden los lugareños Casa Flores (no puedo decir si es o no accesible porque finalmente no pasamos por allí).

Espero que este recorrido os sirva para disfrutar de los placeres de la cocina andaluza sin problemas de entrar en ninguno de estos locales.

Más sobre Fátima Martínez López (@fmlopez48 en twitter)

Edición | fmlopez48

Fotos | fmlopez48

Escribir un comentario

Tu mail no será publicado.

¿Te gustaría conocer mejor nuestro trabajo? SOLICITA UNA REUNIÓN